Bodorrio

Bueno bueno
Al fin se casó mi hermano. Tras una semana de muchos nervios, en la que yo creo que la que peor lo paso fue mi madre, llegó el día D. El día comezó cañero. Mi hermanito apareció la víspera a horas intempestivas, y ya empezábamos a pensar que se habría fugado a Suecia o a algún otro lugar recóndito, el muy golfo.
Toda la mañana anduvimos de aquí para allá, entre la pelu, y demás trámites para ponernos guapetes. A eso de las 4 de la tarde llegaron a casa los de las fotos y el vídeo para empezar con su trabajo.
A las 6 ya estábamos en la iglesia. El cabrón de mi hermano me había puesto en el compromiso de leer en la misa y estaba bastante nerviosillo, la verdad.
Nervios y emoción hasta que llegó la novia, guapísima ella. En la cermonia poco que destacar. Cuando salí a leer no me tropecé y me esmorré, ni tampoco me trabé leyendo, ni nada. (Buuuu). Cabe destacar cuando, poco antes de acabar la misa, Maite (la novia) salió a decir unas palabras acerca de lo mucho que nos agradecía a la familia del novio, haberla hecho sentirse siempre de la familia, entre otras cosas emocionantes que nos pusieron a todos la lagrimilla en el ojo (snif).
Luego llagaba el momento importante. El papeo jeje. Pensaba que los amigotes de mi hermano montarían alguna gorda (en la última boda llamaron al del telepizza que llegó en medio del banquete exigiéndole al novio el pago), pero la verdad es que se portaron muy bien. La cena estupenda.
Después llegó el baile, la gente ya empezaba a estar piripi y a desmelenarse, pero aún estaban muy recatados. Y en eso llegaron mis amigos. Y con ellos la revolución. No estban invitados a la boda, pero sí a la barra libre y ya venían cargaditos de casa. Sólo hace falta una cámara de fotos, chicas guapas y unos tragos paea que empezaran a hacer el cabestro. Acabamos jugando a las sillas, como cubas. Sólo el Sr Reca (Mikelón) nos hizo la del ligre (sabéis lo que es un ligre no?) y se largó sin ni siquiera despedirse. Hacer eso con barra libre es como para matarlo, la verdad. Nos echaron del hotel a eso de las 6, hora de verano. Y acabamos los cuatro supervivientes, léase Igor, Andrés, Pascual y yo, en un tugurio de tarados, donde estaba lo mejor de cada casa.
Bocata para almorzar y para casa, en un día inolvidable.
Hoy lunes, parten los novios para Italia (cabronazos!!!). A mí aún me dura la resaca y es que días de mucho, vísperas de nada.
Esta entrada fue publicada en Grandes juergas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bodorrio

  1. ruth dijo:

    ai! q m he ekivocao xD y he escrito en el post anterior xD, q mal……
    toy aki no? cual es mi camara ? esa? vale, pues eso, q a ver si actualizas esto!! q kiero cotilleos!!!
    Monton de beixinhos de las neninhas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s