Vacaciones!! De La Villa a Ribadesella

Aquí estoy de nuevo:

Por fin tras el mes de Julio en el que parecía que se iba a acabar el mundo (hablo de mi trabajo), me he cogido unas vacacioncillas. Empezaron el sábado 29 de julio. Tras revisar un par de cosas en el curro puse rumbo a La Villa de Mombeltrán, un pueblecito en plena Sierra de Gredos, en Ávila. Solemos veranear allí (de hecho mis padres ya han fijado allí su residencia habitual) y habré ido millones de veces. Sin embargo esta era la primera vez que iba solo con el cohe. Así que me bajé un mapa de internet y me puse en camino. La puta guía michelín me hizo dar un rodeo del copón y lo que iban a ser 4 horas y media se convirtieron en 6. En fin, que llegué a mi casita para comer.

Aquí estuve 6 días, bastante tranquilito, como la mejor cura antiestrés. El jueves volvía a Vitoria ya que el viernes me iba de Megaacampada!!!!

El 4 de agosto, día de la Bajada del Celedón (comienzo de las fiestas de Vitoria) cuatro hombres (Igor, Mikel, Marci y yo) un coche y un rumbo (Ribadesella, Asturias) se ponían a prueba. El viaje de ida horrible (caravanas, no había autopistas…). Igor era el único aparte de mi que llevaba carnet de conducir. Por si acaso estaba cansado del viaje y tenía que conducir se pasó todo el viaje trasegando birras como un hijoputa (los tres se pusieron doblados) y estaban bien tocados cuando llegamos al fin al pueblo. El panorama impresionante. Nunca había visto un pueblo literalmente invadido por acampantes. No había absolutamente ningún hueco para acampar. Calles, parques, colegios, rotondas, solares… Todo lleno de tiendas. Tras un  buen rato de buscar un sitio, encontramos un cutre-solar, con el suelo más de cemento que de tierra y con bastante pinta de vertedero y retrete público que otra cosa.

Con el ánimo por las nubes salimos al centro del pueblo. Con ambiente txosnero y un porrón de gente nos vimos sacando botellas de sidra una tras otra. Con nuestra espectacular pericia escanciando (jojojojo) acabamos con un cesto ponderoso. A todo esto me encontré con mi querida Ana Escobar y a su noviete Pedro. Como soy un baldragas no tengo ninguna foto con ella. De todas formas fue un placer verte Anita. Lástima que no pudiera venir Natalia. Habría estado bien volver a vernos todos. Acabamos con unas chavalitas de risas. Marci se perdió y a Mikel hubo que llevarle de vuelta arrastrándole. El cabrón iba haciendo uves dobles. A las 7:30 a dormir. A las 10:00 el calor superaba los 40º dentro de la tienda. No se podía dormir y Marci y yo nos fuimos a la playa, donde luego se nos unieron los demás. El agua estaba muy rica y nos despejó bastante pero nuestro amigo Lorenzo nos dejó bien cangrejitos.

Por la tarde visita al pueblo, cena y vuelta a las tiendas a empezar con el bebercio. Mikel no pudo salir debido a una indisposición estomacal producida por la excesiva ingesta de sidra (JEJEJEJE). Así que Igor, Marci y yo pa la fiesta. IMPRESIONANTE la cantidad de gente que podía haber allí. Primero paradita en los autos de choque, jeje, menudas hostias. Luego más sidra.

Temiéndome lo peor me retiré a tiempo. Pensando en que tenía que conducir al día siguiente me fui a eso de las 4 al sobre. A eso de las 10 de la mañana empezaba a ser ilegal eso de la acampada libre y la Guardia Civil desmanteló todos los chiringuitos. Vuelta para casa.

Nos esperaban las Fiestas de la Blanca esa misma noche…

… Pero eso ya es otra historia  

Esta entrada fue publicada en Viajes y visitas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s