Excesos en el Gállego

Aprovechando el puente de Mayo, salimos Cuco, Igor, Vélez y yo, el día de
San Prudencio rumbo a Murillo de Gállego, con la intención de hacer algo de
deporte de aventura, entre otras cosas. Íbamos con miedo al tiempo, que no
parecía acompañarnos. 
Nada más llegar teníamos hora con las canoas. Nos pusimos los neoprenos y
salimos para el río. Eran canoas de dos así que nos dividimos por un lado Igor y
Vélez, y por otro Cuco y yo. Para no extendernos mucho diremos que fue un puto
desastre (al menos en mi canoa), que tragamos agua y que el monitor se chinó con
nosotros a causa de nuestra torpeza. Lo pasamos de puta madre, jajajaja.
De vuelta al bungalow, nos pasamos toda la tarde noche bebiendo cervezuelas
y echando unos petillas. En las fotos que he colgado he omitido la mayor parte
de esas fotos, por respeto al género humano. Sobre todo todas las que tienen que
ver con el unte de madalenas en patxaran.
Nos levantamos pronto. A las 9 empezaba el rafting. La pereza de meterse en
un agua helada era tremenda pero allí que nos fuimos. Destacaré el intento
frustrado de abordaje que hicimos a una de las lanchas (nos echaron a remazos) y
a Miriam, nuestra monitora, que parecía muy interesada en Igor.
La tarde la pasamos en Riglos, viendo los Mallos y por la noche nos fuimos
al pub del pueblo (tenía unas pintas de putetxe tremendas; juzgad en las
fotos).
El último día de actividades hicimos hidrospeed. También nos levantamos
prontito. Con diferencia fue la actividad que más me gustó, aunque también fue
donde más agua tragué. Tarde en el castillo de Loarre y noche en el pub del
pueblo.
Día de resaca y vuelta a casa.
A destacar del viaje los dueños del camping, una familia de franceses
fumaporros y putoszánganos de lo más curioso.
Como dice el dicho "nunca te acostarás con la rubia del fondo". Así en este
viaje probé por primera vez la vaca verde (espero que sea la última). Las mofas
con el francés para que nos pusiera el pipermint y la posterior mezcla e ingesta
de esa porquería fueron tremendas.
Y el lunes empiezo a currar. Se me acaba el paro así que tenía que
agarrarme a un clavo ardiendo con lo que me saliera. Al final parece que de
momento me quedo en Vitoria. A ver qué tal me va, ya os iré contando. Hasta la
próxima os mando un saludo.
Esta entrada fue publicada en Viajes y visitas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s