Visita desde Galicia… por fin

Para culminar una Semana Santa intensa, el miércoles pasado recibimos la esperada visita de Ruti y sus amigas. Y digo esperada porque llevaba prometida desde hace casi tres años… El primer día la obligada visita por Vitoria, paseo, pinchos y a mimir, que tras un viaje tan largo hacía falta. Hago notar aquí el saparatismo de Mari y Anabel, que venían con las ideas bien claras acerca de lo que querían hacer y no hicieron ni puto caso de nuestras sugerencias. Como Ruti sí que quería venirse con nosotros nos separamos (muy a mi pesar, tengo que decir). Es por eso también que me faltan muchas de las fotos, de la cámara de Anabel (A ver si las cuelgas en algún lado mujer).

 
Anabel, Mari y Ruti con El Celedón
 
El jueves partimos de mañanita hacia el puerto de Urkiola. Objetivo: hacer cumbre en la montaña más alta de Vizcaya, el Anboto (1.331 m). Suelo ir al monte de cuando en cuando. Suele pasar el tiempo suficiente como para que me olvide de la agonía que pasé la última vez y no me parezca un mal plan cuando lo oigo. Este plazo de tiempo ronda entre uno y dos años. Así que, por supuesto, las pasé putísimas. Pero, en plan reto personal, conseguí hacer cumbre. Llegué en último lugar pero llegué, que es lo que cuenta. Destaco muy positvamente a Ruti, en vanguardia en la ascensión y a Vane, que también me humilló cuesta arriba jaja. De camino a casa recogimos a las meiguiñas que habían decidido pasar el día en Bilbao (amos no jodas) y pusimo rumbo a Orduña, para ver el nacimiento del río Nervión. La verdad es que el frío que hacía y el viento que se levantó no nos dejaron disfrutar del lugar como nos habría gustado.
El día siguiente hicimos la ruta del Cantábrico. Comenzando en Lekeitio desde la mañanita, nos fuimos recorriendo los pueblos de la costa,Ondarroa, Deba, Getaria, Zumaia, hasta llegar a Sanse, donde recogimos a las separatistas.
De vuelta a Vitoria y a pesar del mal tiempo, salimos a darlo todo. La verdad y no diré mucho más en este punto, resumiré diciendo que lo pasamos genial, que hacía un montón que no aparecía tan de día por casa y que la resaca fue horrible.
Sábado de compras por Vitoria y el domingo de mañanita se me fueron, dejando a sus espaldas una gran vacío en mi casa y una profunda sensación de tranquilidad en mi interior, todo a partes iguales, jajajaja.
Ahora mismo ya os echo de menos y estoy deseando que nos volvamos a ver…
 
 
Esta entrada fue publicada en Viajes y visitas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Visita desde Galicia… por fin

  1. ruth dijo:

    Requetelindo!! estoy entre llorar de pena o de risa con tu post! recordando esos momentos y asi como lo cuentas jajajajaja, no puedorl! jajajaj, fue bonita la convivencia con 3 chicas eh!, yo tb estoy deseando repetir, ademas, aun tengo 16 donuts de chocolate pendientes, ahora q estoy a 700 km puedo decirlo jajajajaja. Lo q saco en limpio de este viaje, q ya me se el chiki chiki puñetero ese d memoria! joer, pa n saberlo con las coreografias q montasteis! xD, habia q estar alli😉. Ha sido maravilloso🙂, milesker a todo@s.
     Beixiñotesssss, Ruti

  2. PINO dijo:

    Joooo q envidia! Ya veo q lo pasasteis genial! Aunque el tiempo no os haya acompañado,si os sirve de consuelo,en Madrid hizo mucho frío también.
    Espero repetir esas rutas pronto.Estoy segura de q

  3. PINO dijo:

    Continua…. Decía q estoy segura de q Rober como buen anfitrión nos acogerá en su casa muy gustosamente,verdad? Ya sabes q en Madrid siempre tendrás un hueco(en casa de Dani,jeje)
    Un besito y a seguir bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s